Reunificación de deudas

La refinanciación de préstamos

La reunificación de deudas, tambien llamada reunificación de préstamos o reunificación de créditos, es un servicio ofrecido cada vez por más bancos. La reunificación de deudas se centra alrededor de una hipoteca, de un préstamo hipotecario, junto al cual existen otros préstamos al consumo y otras deudas a reunificar: tarjetas de compra, tarjetas de crédito, pagos pendientes

La reunificación de deudas pasa por el análisis del préstamo hipotecario pendiente, esta hipoteca será el eje de la reunificación. Si se ha producido una devolución del capital de la hipoteca, en un porcentaje mínimo del 20 al 30 porciento, es posible la reunificación de deudas. La operativa de la reunificación supone ampliar la hipoteca vigente, en muchos casos se habla de una segunda hipoteca, pero es más correcto advertir que no coexistirán dos hipotecas, sino que la nueva anula a la vieja, porque la éngloba en su seno.

La nueva hipoteca se calcula de manera que su cuantía cubra el importe de la vieja, la devolución de las deudas reunificadas y los gastos de la operación. La reunificación de deudas, vía hipoteca, presenta la ventaja de que las mensualidades a devolver por el nuevo crédito serán menores que las que se pagaban antes por la hipoteca principal y las otras deudas

La desventaja de la reunificación de deudas vía hipotecaria, es la cantidad de gastos que se generan: notario, cancelación de hipotecas, constitución de la nueva, gastos registrales, posibles impuestos, comisiones bancarias.

En todo caso antes de firmar una reunificación de deudas hay que comprobar que realmente las nuevas mensualidades son de pago posible, así que hay que hacer el oportuno estudio económico del que se desprenda que los ingresos corrientes son suficientes para pagar las cuotas del nuevo préstamo.

Frente a la reunificación de deudas existe la posibilidad de negociar con el banco, con la caja de ahorros, con la que se tiene firmado el préstamo hipotecarios, la reducción de cuotas, para ello bastaría con ampliar el plazo de amortización de esa hipoteca.

SIEMPRE antes de optar por la reunificación de deudas o la novación del préstamo hipotecario actual, hay que conseguir que le firmen por escrito todos los gastos, comisiones, pagos, impuestos que conllevaran cada una de las 2 alternativas, para comparar la cuantía de las cuotas.

Leave a Reply