¿Qué es una cuenta corriente bancaria?

Depósitos bancarios

Una cuenta corriente bancaria es un contrato que liga a dos partes. De una parte tendremos al Banco o Caja de Ahorros (en general Entidad de Depósito). De otra parte tendremos a la persona natural o jurídica que ocupa el lugar en la relación obligatoria, a la que a partir de ahora, llamaremos cuentacorrentista.

El cuentacorrentista deposita o retira el dinero en el banco, y puede disponer de él, en cualquier momento, en cuanto lo desee, a través del instrumento de cobro llamado cheque. Hoy en día  la disponibilidad inmediata del dinero mediante cheque y a través de la llamada banca electrónica  puede articularse mediante transferencia bancaria online o bien mediante la obtención de dinero en  un cajero automático. En ningún caso se demora para el cuentacorrentista en el cobro de su dinero.

El Banco, la Entidad de Depósito puede utilizar los fondos que recibe, a cambio de ello pagará unos intereses al cuentacorrentista. Es posible que el banco cobre unas comisiones por sus servicios. La Entidad de Depósito puede autorizar descubiertos en la cuenta corriente, a favor claro es, del cuentacorrentista. Los descubiertos se producen cuando las disposiciones de efectivo que efectúa el cuentacorrentista superan el saldo que había en la cuenta. El saldo de la cuenta es el resultado de ir restando al /los deposito/s las disposiciones de efectivo realizadas anteriormente.

La domiciliación de la nómina, de la pensión, en una cuenta corriente es un factor fundamental para que el banco conceda a su cliente la posibilidad de concederle préstamos, créditos o tarjetas de crédito.

Leave a Reply