¿Qué es un depósito a plazo?

El Plazo Fijo

Un depósito a plazo es una contrato de depósito, en el que el particular (el depositante) entrega al banco (a la institución financiera que sea) una cantidad de dinero por un tiempo determinado (el plazo) a cambio de unos intereses.

Finalizado el plazo temporal la institución financiera le devolverá, el capital depositado más los intereses. En algunos contratos de depósito bancario, el banco paga los intereses trimestralmente, no al final. Incluso hay depósitos en que el pago de intereses se produce a su constitución, aunque en muchos de ellos no hay posibilidad alguna de retirada anticipada del dinero.

El contrato de depósito a plazo suele incorporar una cláusula contractual, por el que el banco autoriza la posibilidad de retirar dinero del depósito antes del vencimiento del plazo. En este supuesto el banco cobrará una comisión, una penalización. Por tanto antes de la constitución del depósito con el banco ES FUNDAMENTAL conocer las características de estas penalizaciones.

Es precisamente la existencia de un plazo temporal del depósito, lo que da nombre a este producto, lo que diferencia al plazo fijo, de la cuenta corriente bancaria, de disposición inmediata. Por esta característica el depósito tiene unos intereses a favor del depositante mayores que la cuenta corriente.

Leave a Reply