Obtener un aval para un crédito bancario de empresas

Como todos sabemos, Bancos y Cajas de Ahorros han subido el listón y es difícil cumplir con los requisitos, cada vez mayores, que piden para otorgar un préstamo bancario. En general, hay mucho temor, en el sector, de seguir acumulando impagados y, con ello, aumentar la morosidad que afecta los balances de estas entidades.

Siendo así, se ha vuelto común la presentación de un avalista como condición para otorgar unpréstamo bancario para particulares o pymes. Pero un avalista no es precisamente lo más fácil de encontrar. La persona o institución toma una serie de riesgos serios que nadie quiere correr, así que esto pone a los solicitantes en un punto muerto en cuanto al acceso a una financiación que se necesita y quizás con urgencia.

Afortunadamente, aún queda una opción. Se trata de la Sociedades de Garantía Recíproca , SGR, son entidades financieras orientadas a facilitar a las pequeñas y medianas empresas, el acceso apréstamos y créditos bancarios avalando la operación de financiación entre Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito y las pymes.

Una vez obtenido el aval de una SGR, la pyme interesada puede acceder al préstamo que solicita y las entidades financieras consideran que el riesgo de la operación es menor, así que fijan tasas de interés menores y plazos de amortización más largos, con lo cual la pyme beneficiada puede pagar elpréstamo bancario con mayor comodidad.

Las condiciones de financiación mejoran, no sólo por parte de los Bancas y Cajas sino también de otras entidades de las cuales las pymes necesitan crédito como sucede con las Cooperativas decrédito, Administraciones públicas, clientes y proveedores.

La presión sobre la pyme titular disminuye porque existe la SGR responde en caso de que la pyme titular fallase en el cumplimento de sus pagos de amortización del crédito.

Adicionalmente, el entorno financiero de la pyme involucrada, tiene el conocimiento de que para haberse ganado el aval de una SGR, la pyme tuvo que presentarle un estudio completo y que la SGR realiza un seguimiento de la viabilidad de la operación y del proyecto.

Antes de obtener el aval la pyme debe darse de alta en la SGR, con lo cual hace una aportación que se destinará, a apoyar nuevos miembros. El importe le puede ser devuelto integramente al terminar la amortización del préstamo bancario o la pyme puede continuar siendo miembro de la Sociedad.

Las SGR están controladas por el Banco de España. Las más frecuentes son las SGR Territoriales, las cuales abarcan varias provincias y atienden a pymes que están afincadas en las localidades de las comunidades que abarcan. Cada una tiene requisitos diferentes para que una pyme puede obtener su aval, generalmente tienen prioridades los sectores económicos en los que la Comunidad es más competitiva o desea desarrollar.

Leave a Reply