Créditos hipotecarios, consejos

Muchas personas quieren adquirir una vivienda; pero, el mayor problema con el que se deben enfrentar, a la hora de hacer frente a un préstamo hipotecario. Además, con la crisis económica, que se está viviendo, esto se está haciendo más difícil, todavía. Los bancos desconfían, cada vez más, en los futuros hipotecarios o a causa de la falta de ingresos, que sean suficientes, y por la inestabilidad laboral y económica. Algunas de las desventajas que nos encontramos son el endurecimiento de las distintas y numerosas condiciones y el encarecimiento de los susodichos intereses. Todo esto hace que conseguir una buena hipoteca, en la actualidad, es tan importante como elegir la vivienda idónea, para nuestras necesidades. Recuerda que la financiación nos va a atar con nuestra entidad, desde el momento en el que decidimos comprar una vivienda, lo que hace que debamos conocer 100% las condiciones de la hipoteca , que vamos a firmar y debemos asumirlas.

hipoteca

Por esta razón, recomendamos que tengas en cuenta una serie de pautas, antes de firmar una hipoteca.

1.- Debes tener tiempo y mucha paciencia. Elegir una buena hipoteca, que es una elección muy importante, por lo que debemos meditar y estudiar con cuidados, antes de realizar la decisión final.

2.- Antes de pedir un crédito, no te dejes llevar por las ofertas, que se anuncian, por las promesas de la publicidad. Debes tener un conocimiento seguro sobre lo que se mueve en el mercado, para estar seguros de que estás eligiendo, de manera correcta.

Seguimos con algunas recomendaciones, que debes tener en cuenta, a la hora de elegir un crédito hipotecario.

3.- Organízate para buscar, con tiempo y sin prisas, en un comparador de hipotecas, que son online(por ejemplo, tenemos Bankimia.com, que se ha consolidado como el gran comparador hipotecario del mercado). No debes reducir tu búsqueda de financiación en sucursales. También, las hay que sólo emplean Internet, donde nos podremos encontrar con unas condiciones excelentes, mucho mejores que en las sucursales más tradicionales, ya que se encuentran con unos costes mucho más reducidos y, así, pueden ofrecer a sus clientes unos préstamos mucho más interesantes.

4.- Debes conocer y analizar tus finanzas personales, o sea, debes saber cuanto dinero tienes en tu cuenta, cuantos ingresos vas a tener en un futuro, cual es la cantidad de dinero que vas a necesitar, como mínimo, para vivir; que gastos no puedes dejar de pagar, en el momento en que decidas pedir un crédito hipotecario y que cuota podrías llegar a pagar, como máximo.

5) Debes asesorarte bien sobre cual es la hipoteca más recomendable, una vez tengas sobre la mesa todas las distintas ofertas. No sólo debes tener en cuenta el tipo de interés que nos ofrece el banco. Debes tener en cuenta las comisiones, suelos y productos que pedirían ir vinculadas a las mismas.

6.- Tienes que informarte, de manera correcta, sobre las comisiones, todas y cada una, que posee elpréstamo hipotecario -como puede ser comisión de apertura, de estudio, de amortización o cancelación anticipada o cualquier otro tipo de gasto.

7.- Y, también, debes tener en cuenta los productos adicionales que van vinculados a la hipoteca, que tendrás que contratar, ya que aumenta la cuota mensual.

Leave a Reply